120 años de historia en Sevilla

El Correo de Andalucía conmemoró este viernes su aniversario con una misa en la parroquia del Corpus Christi en memoria de su fundador, el beato Marcelo Spínola

Fuente: EL CORREO /SEVILLA /02 FEB 2019

El miércoles 1 de febrero de 1899 veía la luz la primera edición impresa del diario regional El Correo de Andalucía. La iniciativa venía fraguada «en la mente y en el corazón» de Don Marcelo Spínola y Maestre (San Fernando, 14 de enero de 1835-Sevilla, 19 de enero de 1906), «uno de los más eminentes pastores» que ha regido la Archidiócesis de Sevilla. El nuevo rotativo salía a la calle con una consigna tajante de su fundador: «Ni un solo trabajo, ni una línea, ni una letra de la nueva publicación deje de encaminarse a la defensa de la verdad y de la justicia». 

Este viernes 1 de febrero la parroquia del Corpus Christi de Sevilla ha sido el epicentro de la celebración del 120 aniversario de El Correo de Andalucía con la organización de una misa en memoria de su fundador, el beato Marcelo Spínola, representado en un gran cuadro en el altar mayor del templo.

La ceremonia ha estado oficiada por el párroco de Corpus Christi, el sacerdote Jesús Donaire, quien además es un gran conocedor de la vida y obra del también conocido como «arzobispo mendigo» por su ingente tarea de ayudar a los más pobres como consecuencia de su «amabilidad personificada» y «cortés de ayuda» como llegó a definirlo su coetáneo y amigo Luis Montoto.

Durante la homilía, Donaire ha realizado un repaso por la historia de El Correo de Andalucía y la vida del cardenal Spínola, pues «no se puede entender una sin la otra». También a los nuevos retos periodísticos que se presentan en estos momentos: «Don Marcelo conocía muy bien el valor de la comunicación social y el derecho que todo ciudadano tiene a estar bien informado. Nosotros también lo conocemos y por eso seguimos empeñados en seguir adelante con esta empresa. Enhorabuena y felicidades a quienes siguen haciendo posible estos valores sociales, y también a quienes tanto luchan por la continuidad de este medio independiente y tan necesario en nuestra sociedad», destacó el sacerdote en su intervención, para terminar invocando la protección del beato Spínola para que «desde el cielo siga bendiciendo El Correo de Andalucía».

Ofrenda.

Los alegres sones del coro de Nuestra Señora del Rocío de Bormujos amenizaron la santa misa en la que se pidió de una manera especial por El Correo de Andalucía, que desde el pasado mes de octubre ha comenzado una nueva etapa como diario exclusivamente digital. En el apartado de las ofrendas se llevó hasta el altar un ejemplar antiguo del periódico de papel.

Por su parte, Antonio Morera y Vallejo, presidente-editor de El Correo de Andalucía, reconoció en su intervención final el «difícil» momento que atraviesa el mundo de la comunicación en general, recordando que cuando asumió las riendas de El Correo de Andalucía «no era una buena decisión empresarial» pero, no obstante, entendía que «es un vehículo con corazón que tiene un cometido social como fue desde sus orígenes».

De igual manera, trazó un paralelismo entre el momento actual que atraviesa diario decano de la prensa sevillana y el que protagonizó Spínola hace más de una centuria: «El cardenal, que fue una persona muy innovadora, estaría muy contento con la responsabilidad que hemos asumido de decir tenemos que transformarnos, tenemos que vivir la nueva etapa digital. Nosotros estamos muy contentos de contar con personas que dicen vamos a seguir, vamos a reciclarnos, vamos a cambiar». A lo que añadió la siguiente previsión: «Nosotros somos los eslabones de una cadena que dura 120 años. El Correo de Andalucía va a seguir. Vamos a seguir informando, vamos a dar una Semana Santa impresionante. Cada día vamos a más… Vamos a seguir escribiendo nuestra historia para llegar a otros 120 años más». 

Con la celebración de esta misa en la parroquia del Corpus Christi se da el pistoletazo de salida de un año muy importante para El Correo de Andalucía. Un año de transformación y de cambio para seguir siendo lo que ha sido durante más de un siglo de historia en Sevilla.