NUEVA CARTA DE D.ÁNGEL A LA FELIGRESÍA DEL STMO.CORPUS CHRISTI

«Y éste es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo, Jesucristo, y que nos amemos unos a otros» (1 Jn 3, 23)

Queridísimos todos,
de nuevo me dirijo a vosotros, saludándoos en el amor del Señor Resucitado, a quien os encomiendo todos los días. A Él le pido por cada uno, por cada familia, especialmente por los enfermos y por quienes viven situaciones más delicadas, así como le encomiendo a los difuntos para que les haga partícipes de su Gloria. El Señor, que ha permitido esta prueba, sabrá sacarnos de ella. Porque, además de una pandemia, lo que estamos viviendo es un signo de los tiempos. Y, al menos nosotros, los cristianos, hemos de saber verlo, y saber escuchar lo que Dios quiere decirnos. Y estar prontos para actuar.

Con mucha alegría os puedo comunicar que dentro de algunas semanas, si Dios quiere, podremos abrir de nuevo el Templo y será posible la participación en la Eucaristía, si bien aún no sabemos la fecha concreta.

Soy consciente de que la depresión económica que se anuncia va a traer serias dificultades. Por eso, hago hoy un llamamiento a la corresponsabilidad de todos. La labor de Cáritas en nuestra Parroquia es magnífica y gracias a vuestra colaboración se atienden a muchas personas y familias. En este sentido, también nuestra Hermandad Sacramental está llevando a cabo una labor preciosa.

Los pobres se están multiplicando y el futuro de muchos hermanos nuestros es especialmente incierto. En estas circunstancias, estamos todos llamados a la corresponsabilidad. Haremos muy bien ayudando como nos ha pedido el Papa; haremos muy bien ayudando a Cáritas diocesana y a nuestra Cáritas parroquial así como a la Hermandad Sacramental para su labor con los necesitados.

Pero he de pediros también que, en la medida de lo posible, no dejéis a vuestra Parroquia ni a la Iglesia. Una consecuencia de la actual situación es que, al llevar dos meses cerrada, la Parroquia no ha recibido ninguna colecta, absolutamente nada, en todo este tiempo. Y tampoco la recibirá en el tiempo que reste. Por eso, os ruego a que, los que podáis, colaboréis con el mantenimiento de vuestra Parroquia. Dios os lo pagará.

Nº. C/C. ES28 0075 3149 24 0600320464

(Este donativo podrá desgravarlo para hacienda en el próximo año 2021. Para ello tendrá que enviar a nuestro correo electrónico pcorpuschristisevilla@hotmail.com los siguientes datos: Nombre y apellidos, DNI, dirección, teléfono e importe del donativo).

Asímismo, he de instaros a todos a asignar a la Iglesia en vuestras declaraciones de la Renta y animaros a ayudar tanto al Corpus Christi o a otras parroquias más necesitadas como a la Iglesia Diocesana con suscripciones periódicas.

Por esto os he citado al principio la primera carta del Apóstol San Juan. En ella nos dice que esto es lo que Dios quiere: la fe en Jesucristo y el amor a los hermanos. La fe en Jesucristo, Dios venido en la carne, se proclama y se celebra en la Iglesia. Esta Iglesia que es de todos y somos todos. Y, al mismo tiempo, esa fe es fe viva, no un cadáver, cuando da el fruto de la obras, las obras de amor.

Compartid con los pobres con generosidad lo que os sea posible y ayudad a la Iglesia. No se trata de que vosotros paséis necesidad sino de que vuestro amor alivie la necesidad de otros y el anuncio del Evangelio siga adelante cada vez con más fuerza.

En la página web Parroquial encontraréis el modo de colaborar con la Parroquia. También se os hará llegar por el WhatsApp de difusión.

Os hago saber también la existencia del portal www.donoamiiglesia.es , en el que es posible realizar aportaciones económicas de modo sencillo a las Parroquias, a la Archidiócesis y otras instituciones eclesiales.

Anhelando el día en que podamos reunirnos de nuevo en torno al altar del Señor en nuestro querido Corpus Christi para cantar las Alabanzas al Dios vivo, os mando un fuerte abrazo y mi Bendición.

D.Ángel García-Rayo Luengo
Administrador Parroquial