Misa en la Gota de Leche en apoyo a El Correo TV

El Grupo de Comunicación Morera & Vallejo, editor de El Correo de Andalucía, invita a espectadores y seguidores de la televisión a la eucaristía que tendrá lugar este miércoles a las 19.30 horas

EL CORREO SEVILLA 03 JUL 2018 / 22:32 H – ACTUALIZADO: 03 JUL 2018 / 23:25 H.

La Virgen del Rocío y el beato cardenal Marcelo Spínola serán los principales intercesores de El Correo de Andalucía TV ante la preocupante situación por la que están atravesando sus trabajadores. De esta manera, el Grupo de Comunicación Morera & Vallejo, editor de El Correo de Andalucía, invita a los espectadores y seguidores de El Correo TV a la eucaristía que tendrá lugar hoy a las 19.30 en la capilla del cortijo Gota de Leche. La celebración estará oficiada por el párroco del Corpus Christi, Jesús Donaire, escritor de la biografía del cardenal Spínola.

Hace 119 años, El Correo de Andalucía nació en el seno de la Iglesia, bajo la batuta del beato Marcelo Spínola, que se ganó el cariñoso apodo de cardenal de los mendigos. Su apuesta decidida por la información consolidó en pocos años una cabecera que ha perdurado con el paso de los años y se ha ido adaptando a las necesidades de sus públicos y sus medios técnicos para plasmar la historia de Sevilla en la indeleble huella de su periódico, el decano de la prensa sevillana.

En este sentido, el Grupo de Comunicación Morera & Vallejo apostó hace unos años por ofrecer a Sevilla un canal de televisión que fuera el altavoz de sus vecinos, el espejo de sus tradiciones y la imagen en la que proyectar su propio futuro. Esto ha sido posible gracias al esfuerzo de grandes profesionales quienes han puesto lo mejor de sí mismos para llevar a sus pantallas todo cuanto acontece en la ciudad. Periodistas que hoy ven el futuro con cierta preocupación.

Semana Santa, Feria, Cabalgata de Reyes Magos, los éxitos de los equipos de la ciudad, el alma de los barrios… El Correo es Sevilla y Sevilla no puede apagar la tele, su tele. Por ello, recuperando los valores cristianos con los que se fundó esta cabecera, la eucaristía pretende mantener viva, con el apoyo de sus seguidores, la búsqueda de la verdad y la justicia que defendía el cardenal Spínola a través de El Correo.

Fuente: http://elcorreoweb.es/sevilla/misa-en-la-gota-de-leche-en-apoyo-a-el-correo-tv-MG4329860

El colegio diocesano Corpus Christi presume de nuevo mobiliario

Esta mañana el colegio diocesano del Corpus Christi ha recibido la visita de Borja Baselga, director de la Fundación del Banco Santander. Gracias a la dotación económica ofrecida por la entidad bancaria –que asciende a 5000 euros-, el colegio diocesano ha podido equipar con nuevo mobiliario hasta cuatro aulas el presente curso.

En esta visita, inscrita en el protocolo de la Fundación a aquellos centros con los que colabora económicamente, han estado presentes el director del colegio, Manuel Toledo; el gerente de la Fundación diocesana de Enseñanza ‘Victoria Díez’, José Luis del Río; el impulsor del voluntariado en Andalucía de la Fundación del Banco Santander, Juan Jurado; la presidenta de la Asociación de Amigos del Corpus Christi, Patricia Loring; y dos colaboradores de la citada asociación vinculada a la Parroquia del Corpus Christi de Sevilla. Precisamente el director del centro educativo ha agradecido la labor inestimable llevada a cabo por la Asociación, que proporciona becas de comedor, transporte y uniformes a más de una treintena de familias. Igualmente, Toledo ha agradecido a la Fundación del Banco Santander su aportación, gracias a la cual “hemos podido hacer frente a una renovación que llevábamos tiempo buscando”.

El Colegio diocesano Corpus Christi, construido en los años 50 en una superficie de más de 2.000 metros cuadrados, está situado al final de la Avenida de las Razas, y comenzó su labor docente en el curso escolar 1960/61. Después de culminar la primera fase de sus obras, en la que se llevó a cabo el acondicionamiento de vallas, puerta de acceso, suelos, baños, techos, e instalaciones deportivas, este verano se prepara para iniciar la segunda fase de las actuaciones, en la que se ha proyectado construir los aseos, el comedor y una zona de almacenaje.

 

Fuente: Archidiócesis de Sevilla.

El Arzobispo visita los colegios diocesanos Corpus Christi y San José de Clunny

El Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, ha visitado esta mañana el Colegio diocesano Corpus Christi y el Centro de Educación Infantil San José de Clunny, pertenecientes a la Fundación diocesana de Enseñanza ‘Victoria Díez’. Visitas en las que monseñor Asenjo ha podido departir con el claustro de ambos centros educativos y  ha conocido a representantes de las AMPA.

El cambio de un colegio

Hacia las diez y media de la mañana, el Arzobispo ha llegado al colegio Corpus Christi, junto a la barriada de Heliópolis, acompañado del gerente de la Fundación, José Luis del Río. Allí ha sido recibido por los más de noventa alumnos y alumnas divididos en clases desde primero de Primaria hasta sexto. Tras recorrer las instalaciones y comprobar de primera mano el cambio experimentado por este colegio después de completar la primera fase de las obras, se ha reunido con los siete profesores del centro, junto con su director, Manuel Toledo, y los sacerdotes que lo atienden, Jesús Donaire y Ángel García.

Respecto al profesorado, monseñor Asenjo ha hecho hincapié en la necesidad de contar “con gente de casa, es decir, personas de Iglesia para evitar la secularización interna, ya que el objetivo último de estos colegios es la evangelización”. Y ha pedido que el Evangelio “impregne todas las áreas del saber y la educación de los niños”. Por otra parte, se ha interesado por la implicación de los presbíteros en la actividad pastoral del colegio. Donaire ha expuesto entonces la estrecha relación forjada en los últimos años entre la parroquia del Corpus Christi y el colegio diocesano homónimo. “Estamos pendientes de los niños y sus familias, celebramos bautismos y Primeras Comuniones. Además, están previstas numerosas actividades y celebraciones litúrgicas durante el curso”, ha explicado. No obstante, ha destacado el particular perfil de las familias de este centro (casi el 90 % del alumnado proviene del Polígono Sur) y ha asegurado que “éste es un colegio de misión en el que se evangeliza a través del humanismo cristiano reflejado en la atención y asistencia a estas familias”.

Por su parte, los representantes de los padres de los alumnos han confesado estar “muy satisfechos y contentos con las mejoras en el centro y sobre todo con la implicación del profesorado”. Gracias a la inversión de la Iglesia en Sevilla a través de la Fundación diocesana de Enseñanza se ha pasado de un colegio con grandes y graves dificultades a un colegio que aumenta las solicitudes de inscripción año tras años y que prevé contar con casi 30 alumnos el próximo curso.

Ternura e ilusión en San José de Clunny

La mañana ha concluido con la visita al centro de educación infantil San José de Clunny, en Alcosa. Allí el Arzobispoha disfrutado con alumnos de 3 a 5 años, primero en la iglesia adjunta al colegio, en una celebración en la que han participado algunas familias y el sacerdote que atiende al centro, José González, ofm. Durante la misma, ha animado a los niños a rezar a Dios como a un amigo y a la Virgen María como a una madre. Así mismo, ha insistido a las familias presentes a que sean “los primeros comunicadores de la fe en sus casa, porque ésta es la mejor herencia que pueden dejarle a sus hijos o nietos”.

Posteriormente, y  tras conocer las instalaciones del último colegio en sumarse a la Fundación diocesana de Enseñanza ‘Victoria Díez’, don Juan José se ha reunido con las tres maestras y la directora, Almudena Abaurrea, que conforman el claustro. En esta reunión ha reiterado la importancia de transmitir la fe desde la infancia y, finalmente, los niños han hecho entrega a monseñor Asenjo de dibujos y dedicatorias con mensajes de agradecimiento.

Con esta jornada el Arzobispo hispalense ha comenzado una ronda de visitas a los diez colegios diocesanos que forman parte la Fundación diocesana de Enseñanza ‘Victoria Díez’. Las próximos están prevista para el 5 de junio.

Fuente: Archidiócesis de Sevilla.

La impresionante mejora del colegio Corpus Christi gracias a la solidaridad de los sevillanos

Empresas, particulares y fundaciones se vuelcan con este comprometido colegio de Heliópolis donde acuden en su mayoría niños del Polígono Sur

Por Laura Álvarez,  8:55 h.
A pesar de la decadencia de las infraestructuras y los descampados abandonados que lo rodeaban, el Colegio Diocesano Corpus Christi, junto al barrio de Heliópolis, ha mantenido siempre viva la calidad de la enseñanza y la calidez de sus profesores. Esos profesores a los que aún se respeta y se les llama de usted pero son los primeros en los que los niños confían y aprecian. Y un abrazo de la señorita Noelia o una broma al entrar del director Manuel puede significar todo un mundo para un alumnado que procede en su mayoría de un barrio necesitado como el Polígono Sur.Precisamente, esa labor social ha calado hondo en un gran número de sevillanos, empresas, entidades bancarias, fundaciones, club de fútbol… y Cáritas Diocesana, que se han unido para que en apenas un año el colegio cambie de cara, y que toda la magia que se respira dentro también se aprecie desde fuera. El entorno mejoró  con el nuevo parque de Heliópolis. Pero, además, gracias a donaciones el pasado año se ha derribado el edificio abandonado colindante que solo atraía al vandalismo, se ha rodeado el complejo de una valla de 240 metros lineales, se ha pavimentado la zona delantera y ha comenzado a tomar forma la pista deportiva. Aunque la renovación la comenzó el colegio tímidamente en el 2000, cuando, con la modesta aportación de los padres, se pudo renovar lo más elemental: suelo, ventanas y puertas.

Patricia Loring, presidenta de la Asociación Amigos del Colegio Corpus Christi, junto a Rocío Clapes y Rocío Soto, voluntarias / L.A.

Este último e importante impulso de Sevilla en los últimos años para renovar el centro se debe al movimiento y trabajo constante de la Asociación de Amigos del Colegio Corpus Christi, un grupo de en torno a 15 voluntarios a los que el párroco don Jesús Donaire contagió hace tres años el interés por este colegio, y gracias a la ayuda constante de la Fundación Diocesana de Enseñanza “Victoria Díez” de Sevilla. Los arreglos estructurales no es lo único que este grupo ha conseguido, el avance más importante consiste en las becas para el transporte y para el comedor, lo que supone una buena alimentación para estos menores, «y que pasen menos tiempo en las calles de su barrio», indica el director, Manuel Toledo.

«Cuando comenzó el comedor y las clases extraescolares por la tarde, los profesores eran los primeros que se quedaban voluntariamente a colaborar. Esto es cosa de todos así que también echaba una mano yo misma», indica Olga, miembro del AMPA y con dos hijos en el centro , Isaac y Lidia. Aún viviendo en Sevilla Este, ella eligió Corpus Christi a recomendación de su marido, antiguo alumno, y aún está convencida de que es la mejor opción para sus hijos, con altas capacidades. «Este colegio es al fin y al cabo una familia», afirma a su vez Amalia Rodríguez, antigua profesora del centro donde dio clases durante 38 años, «hemos hecho de confesores, o incluso de orientadores matrimoniales para los padres, siempre luchando por los buenos valores y por arreglar las necesidades de las familias».

Amalia Rodríguez, antigua profesora del centro, y Noelia Pérez, tutora de primero / L.A.

Amalia recuerda con cariño a cada niño que ha pasado por su aula e indica orgullosa que muchos ahora son médicos, abogados, ingenieros, psicólogos o periodistas, e incluso apunta a un antiguo alumno que hace poco consiguió el Premio Extraordinario Fin de Carrera. «Nombró al colegio cuando recogió el premio, a su maestro se le caían los lagrimones», recuerda el director. Ahora el equipo de profesores lo conforman profesionales jóvenes que continúan con un trato basado en el respeto y en los buenos valores. También la cercanía con el alumnado es fundamental. «Han venido a nosotros niños llorando porque sus padres se separaban, por ejemplo, a los que tienes que consolar y tranquilizar», indica Noelia Pérez, tutora de primero, quien conoce el nombre de cada uno de los 92 alumnos escolarizados en el centro.

Estos niños, los adultos del mañana, lo recordarán en el futuro y los valores aquí aprendidos les acompañarán siempre. Es el caso de Fernanda Callejo, que ahora llega al centro con su nieto en brazos, y siente las clases mucho más pequeñas que cuando eran su día a día. «Para mi es especial la educación que nos dieron y guardo muy buenos recuerdos de aquella época», como la colonia de verano que vivieron en Cazalla. «Yo he vivido siempre aquí cerca y era una lástima ver cómo se iba degradando el edificio», explica. Por eso, es tan importante para ella ver el cambio para bien que ha vivido en el último año.

Fernanda Calleja, antigua alumna, y Olga Rubio, miembro del AMPA / L.A.
Equipo de profesores del Colegio Corpus Christi / L.A.

Y aquí no se acaban los avances. Para el próximo curso, los alumnos podrán disfrutar de un comedor con más de 40 metros cuadrados y un pista deportiva. Gracias a cada una de las entidades que se han contagiado del espíritu solidario de la Asociación Amigos del Colegio Corpus Chirsti. «Nosotros valoramos sobre todo la labor social que realiza este colegio», indica Rocío Soto, voluntaria de la asociación, «con una educación muy personalizada, católica y en valores, muy distinta a lo que muchos niños de aquí viven en sus casas o su entorno».

Los malos accesos al colegio Corpus Christi antes de las reformas / Rocío Ruz

Fuente: Sevilla Solidaria. ABC de Sevilla.

Oración especial a María, la madre por excelencia, del grupo de oración de las Madres

“Como cada tercer miércoles de mes, los grupos de oración de las madres se unen para hacer la oración ante el Santísimo Expuesto. Este mes de mayo fue especial, por celebrar el mes de María, la Madre por excelencia. Por ello en la oración participaron los hijos de algunas madres que llevaron su ofrenda de flores a María y en representación de todos los hijos por los que constantemente se reza, se consagraron de un modo especial al Corazón Inmaculado de la Santísima Virgen. Fue una oración especial, un poco más ruidosa que otras veces, pero llena de vida y de fuerza al ponernos todos especialmente bajo la protección de María Santísima..”

Leonor Rodríguez, coordinadora general de Catequesis.