Se ruega la participación de los fieles católicos, y de cristianos pertenecientes a otras confesiones, a la oración que realizará el Santo Padre el próximo viernes 27 de marzo.

Con estas palabras, el Nuncio apostólico en España, pide oficialmente a la Iglesia en España, de parte de Vaticano, que nos unamos en torno al Papa en oración, como se ve en la carta oficial que les presentamos.

El Papa Francisco ha decidido dar la bendición «Urbi et Orbi» este viernes 27 de marzo, a la luz de la actual pandemia que mantiene al mundo en casa, y a los católicos lejos de recibir físicamente los sacramentos.

Pincha aquí para ver el Comunicado de la Secretaría de Estado de la Santa Sede

¿Qué es la bendición “Urbi et Orbi”?

La bendición ‘Urbi et Orbi’ es conocida como la bendición Papal. El pontífice la imparte desde la logia de bendiciones de la Basílica de San Pedro. Es dada a la ciudad de Roma y al mundo entero. La misma bendición se da en el día de la Natividad del Señor y en el Domingo de Pascua de la Resurrección. Esta bendición se remonta a la época del Imperio Romano. A lo largo de los años, se extendió a todos los católicos.

En esta ocasión en particular, la bendición se considera extraordinaria porque se da fuera de uno de los tres momentos tradicionales.

Este 27 de marzo, a todos los que se unan espiritualmente a este momento de oración, a través delos medios digitales, se les concederá la indulgencia plenaria, de acuerdo con las condiciones indicadas en el reciente decreto de la Penitenciaría Apostólica.

Para obtener la indulgencia, es importante el arrepentimiento de los pecados y la intención de confesarse y recibir la Eucaristía lo antes posible.

¿Qué es una indulgencia?

Una indulgencia es la eliminación de las consecuencias del pecado en el alma. Puede ser plenaria o parcial, depende de si elimina toda o parte de la pena temporal.

Para obtener una indulgencia, es necesario también comulgar y rezar por las intenciones del Papa.

La Iglesia puede conceder indulgencias incluso en tiempos de crisis, cuando no es posible confesarse o recibir la Eucaristía.

En realidad un indulgencia es una gran manifestación de misericordia y piedad. La Iglesia muestra su maternidad poniendo a disposición medios para arreglar todas las deudas y consecuencias del pecado. A pesar de las circunstancias, lo más importante para recibir una indulgencia es el sincero arrepentimiento de los pecados.

Fuente (https://www.romereports.com/2020/03/26/que-es-una-indulgencia/)