Saltar al contenido

Adoración para Matrimonios en nuestra Parroquia

El próximo viernes 18 de noviembre a las 20:30 tendremos en nuestra parroquia la gracia de tener una adoración especial para matrimonios organizada por el Proyecto Amor Conyugal.

Este proyecto está siendo una verdadera bendición para los matrimonios que participan y también para nuestra parroquia. Ya son cinco los grupos de matrimonios que cada mes se reúnen a formarse con las catequesis de San Juan Pablo II, a rezar y a compartir su vida cristiana.

POR QUÉ PROYECTO AMOR CONYUGAL Y EN QUÉ CONSISTE:

Es un proyecto impulsado por la Santísima Virgen María que tiene sus comienzos en agosto de 2002. Proyecto Amor Conyugal es un método para matrimonios que se ha hecho diocesano en Málaga y se está extendiendo por todas las diócesis por España, con la supervisión de los párrocos respectivos y los delegados de pastoral familiar y los obispos de cada diócesis. Recientemente ha realizado también retiros y actividades en Londres y en varias ciudades de Argentina.

Está basado en las catequesis de San Juan Pablo II sobre el amor humano y consiste en trabajar sobre tres pilares (fe, formación y vida) para recuperar el plan de Dios para el matrimonio y la familia, el que inició desde la creación del hombre-mujer, y que tiene como objetivo la santidad. Esta recuperación debe realizarse de dentro a fuera, es decir, primero colaborar con el Espíritu Santo para que moldee nuestra relación conyugal, para después compartirlo y ayudar a otros matrimonios y familias. Por eso este proyecto tiene espíritu misionero.

Así que estamos desarrollando y viviendo un itinerario permanente de fe, formación y vida, específico para matrimonios (ya que hemos recibido una gracia específica). Un proyecto ambicioso, que el Pontificio Consejo para la Familia, considera necesario y que no hemos conseguido encontrar en ningún otro foro. Este itinerario lo estamos construyendo y experimentando con las catequesis del Amor Humano de San Juan Pablo II.

Somos por tanto, matrimonios católicos que profundizamos en nuestra vocación conyugal, como camino de santidad y que, movidos por la compasión de Cristo por el sufrimiento de muchos matrimonios y familias (sufrimiento que nosotros hemos padecido primero), ponemos nuestros dones (como siervos inútiles) al servicio de María para hacerles llegar Su mano misericordiosa. Descubrimos que en la mayoría de los casos son «como ovejas sin pastor» (Mc 6, 34) y necesitan orientación y acompañamiento para convertir su matrimonio en algo grande.

Para reforzar nuestra formación, algunos hemos realizado el máster en Pastoral Familiar del Instituto Juan Pablo II. También algunos trabajamos en la Pastoral Familiar de nuestra diócesis.

Por último, publicamos diariamente un comentario del Evangelio de cada día orientado a matrimonios. Nos parece fundamental integrar nuestra fe y nuestra vocación, puesto que sólo desde nuestra vocación conyugal, esa llamada a la santidad que recibimos de Dios, podremos volver a Él.


Para más información sobre el proyecto consultar:

Abrir chat
¡Recibe nuestras notificaciones por WhatsApp!